Hernia Discal (lumbar)

¿Qué es la hernia discal lumbar?

La Hernia discal lumbar es una de las enfermedades más frecuentes. Para comprender qué ocurre en la hernia discal lumbar es importante recordar que el disco intervertebral, de forma simplificada, tiene dos componentes. El núcleo pulposo (que permite la elasticidad, es blando y se localiza en el centro, y el segundo componente es el anillo o “anulus” que a modo de valla refuerza los bordes el núcleo pulposo. Este anillo mantiene el núcleo pulposo en su sitio durante los movimientos. La hernia discal es aquella enfermedad por la cual se produce un “desgarro” o rotura del anillo y el contenido del núcleo pulposo se sale (herniación) hacia las raíces nerviosas. Produciendo no solo dolor lumbar, si no también dolor en la pierna (comúnmente llamado dolor ciático). No hay que confundir hernia discal con Protrusión discal. En esta última, existe un abombamiento sin rotura del anillo y por lo tanto el contenido del disco (núcleo pulposo) no sale hacia los nervios lumbares.

Si usted tiene un dolor lumbar que se va hacia la pierna puede tener una hernia discal. Consulte con su neucirujano especialista en hernia discal para valorar la necesidad de tratamiento. En CENYNE contamos con los mejores mejores neurocirujanos en hernia discal.

Es una enfermedad en la que parte del disco intervertebral, que se encuentra entre las vértebras, se desplaza hacía la raíza nerviosa, la comprime y produce lesiones neurológicas. Pueden ser contenidas (deformación, también llamada protrusión discal) o con rotura. Las hernias corresponden a la mayor incapacidad en personas menores de 45 años. Alrededor del 1.10% de la población posee discapacidad crónica por este motivo. Las hernias discales lumbares son las más frecuentes seguidas de la hernias cervicales y dorsales las menos frecuentes.

Síntomas de la Hernia Discal Lumbar

  • Lumbalgia, es el mayor motivo de consulta, pueden ser debidas a: Proceso degenerativo, malas posturas, factores relacionados con la actividad física del individuo o factores psicológicos, se acompaña de dolor, sensación de hormigueo o dificultad para el movimiento de la pierna. Se debe a la compresión (pinzamiento) del nervio ciático o a una hernia de disco.
  • Cruralgia, dolor y sensación de hormigueo (falta de sensibilidad) en la zona anterolateral del muslo.
  • Ciática, Puede ser unilateral o bilateral (si la hernia discal es voluminosa y póstero central). Afecta al nervio ciático formado por los nervios raquídeos L2-L3-L4-L5-S1-S2. La ciática produce dolor y debilidad sólo en la raíz nerviosa afectada, provocando parestesias como hormiguillas locales. Cada raíz tiene una distribución(territorio) fijo anatómico por la región glútea, muslo, piernas y pies.

Diagnóstico para la Hernia Discal

Resonancia de columna lumbar

Tratamiento de la Hernia Lumbar

Afortunadamente más del 85% de las hernias discales no precisan tratamiento quirúrgico. Un tratamiento médico correcto, fisioterapia y reposo relativo ayudan a que el propio organismo repare el desgarro del anillo. Cuando este fracasa y el dolor supera las 6 semanas el tratamiento quirúrgico consigue mejorar los síntomas, a través de la neurocirugia.

H3: Técnicas de Neurocirugía para la Hernia Discal Lumbar con Evidencia Científica Demostradas

Cirugía mínimamente invasiva para la hernia lumbar: Microcirugía/Microdiscectomía, sin o con artroplastia posterior. Endoscopia Uni o biportal. Hemilaminectoma-Laminectomía (Discectomía). Artrodesis/Fusión lumbar.

Para el dolor de la hernia discal: Discólisis (ozonoterapia/quimionucleolisis). Infiltraciones. Radiofrecuencia da carillas articulares y de la raíz nerviosa.

Prevención de la Hernia Discal Lumbar

Educación de buenos hábitos posturales, apropiado ejercitamiento para potenciar musculatura abdominal, lumbar, así como evitar los sobreesfuerzos incontrolados y la obesidad.

¿En qué consiste la cirugía de la Hernia Discal Lumbar?

La neurocirugia de la hernia discal lumbar consiste en quitar el fragmento del disco roto que está comprimiendo una raíz nerviosa. Es un procedimiento complejo, pero afortunadamente muy habitual, con una tasa de complicaciones muy baja. En la actualidad se puede realizar mediante dos técnicas: la microcirugía y la cirugía endoscópica. La microcirugía es el tratamiento “clásico” todavía muy efectivo que todos los casos de hernia discal, con grandes ventajas con respecto a la cirugía abierta tradicional. Sin embargo, la introducción de la cirugía endoscópica en la columna está generando una verdadera revolución.

Tratamiento Hernia Discal Lumbar: Cirugía Endoscopia de Columna

¿Qué es exactamente una endoscopia o un abordaje endoscópico?

La endoscopia es un procedimiento quirúrgico en el cual se utiliza un instrumento delgado llamado endoscopio para visualizar el interior de órganos, cavidades o estructuras del cuerpo. Este procedimiento permite a los neurocirujanos examinar y realizar intervenciones mínimamente invasivas en áreas específicas sin necesidad de realizar cirugía abierta.

¿Qué es una endoscopia de columna lumbar?

En el contexto de la columna lumbar, un abordaje endoscópico a menudo se refiere a la endoscopia de la columna vertebral o endoscopia espinal. La endoscopia se puede utilizar para diagnosticar y tratar diversas afecciones de la columna vertebral, como hernias de disco, estenosis espinal, discos degenerativos, entre otros.

Durante un abordaje endoscópico a la columna lumbar, se introduce un endoscopio a través de pequeñas incisiones en la piel (7mm) hasta llegar a la columna vertebral. El endoscopio tiene una cámara (alta definición/4K) en el extremo que transmite imágenes en tiempo real a un monitor, permitiendo al neurocirujano visualizar el área afectada. Además de la visualización, se pueden realizar pequeñas intervenciones a través del endoscopio, como la extracción de fragmentos de disco herniado o la liberación de la presión sobre los nervios comprimidos.

¿En qué momento se recomienda realizar este procedimiento? ¿Para qué patologías o enfermedades se puede realizar?

La endoscopia de columna lumbar se puede recomendar en varios escenarios, principalmente para diagnosticar y tratar ciertas patologías o problemas en la columna lumbar. Algunas de las situaciones en las que se podría considerar la endoscopia de columna lumbar incluyen:

Hernia de Disco Lumbar

La endoscopia puede utilizarse para diagnosticar y tratar hernias de disco en la región lumbar. Durante el procedimiento, el cirujano puede retirar el material del disco herniado que está presionando los nervios, aliviando así los síntomas del paciente.

Estenosis Espinal

En casos de estenosis espinal, donde hay un estrechamiento del canal espinal, la endoscopia puede ser utilizada para realizar procedimientos de descompresión y aliviar la presión sobre los nervios.

Discos Degenerativos

La endoscopia también puede ser empleada para tratar problemas relacionados con la degeneración de los discos intervertebrales en la columna lumbar.

Espondilolistesis

En algunos casos de espondilolistesis, donde una vértebra se desliza sobre otra, la endoscopia puede ser una opción para realizar procedimientos específicos.

Diagnóstico de Dolor Lumbar No Específico

En algunos casos de dolor lumbar crónico donde no se ha identificado una causa clara, la endoscopia puede utilizarse para realizar una evaluación más detallada y buscar posibles fuentes de dolor.

Es importante destacar que la elección de la endoscopia de columna lumbar dependerá de la evaluación detallada de un profesional de la salud. No todos los pacientes o todas las condiciones son adecuadas para este enfoque, y el médico considerará varios factores, como la gravedad de la afección, la respuesta a tratamientos conservadores, la anatomía específica del paciente y otras consideraciones individuales. En cualquier caso, el médico especialista en columna, como un neurocirujano o un ortopedista especializado en columna, será quien determine si la endoscopia de columna lumbar es la opción más adecuada para un paciente en particular.

¿Cómo es el procedimiento de la Cirugía Endoscopia de Columna?

En la actualidad existen dos modalidades de endoscopia de columna. La endoscopia Uniportal y la Endoscopia Biportal.

Ambas técnicas son formas de endoscopia mínimamente invasiva que se utilizan en columna vertebral. La elección entre endoscopia Uniportal y Biportal dependerá de la complejidad del procedimiento, las preferencias del cirujano y las características específicas de la condición del paciente. Si está considerando someterte a un procedimiento endoscópico, es crucial discutir con su equipo médico los detalles específicos de la técnica que se utilizará y cuáles son las expectativas para tu caso en particular.

A continuación, un resumen general del procedimiento:

  1. Preparación del paciente:
    • Antes del procedimiento, el paciente puede recibir instrucciones sobre la restricción de alimentos y líquidos.
    • Se le puede pedir al paciente que se cambie a una bata hospitalaria.
    • Se administrará anestesia local o general, dependiendo de la naturaleza del procedimiento y la preferencia del paciente.
  2. Posicionamiento:
    • El paciente se coloca en una mesa de operaciones en una posición que permita al cirujano acceder a la región lumbar de la columna.
  3. Inserción del endoscopio: 
    • Se realizan pequeñas incisiones en la piel sobre la región lumbar.
    • Se introduce el endoscopio a través de estas incisiones hasta llegar a la columna vertebral.
  4. Visualización en tiempo real:
    • La cámara en el extremo del endoscopio transmite imágenes en tiempo real a un monitor, permitiendo al cirujano visualizar las estructuras internas de la columna vertebral.
  5. Procedimientos terapéuticos:
    • Dependiendo de la condición del paciente, el cirujano puede realizar procedimientos terapéuticos mínimamente invasivos utilizando herramientas especializadas a través del endoscopio. Esto puede incluir la extracción de fragmentos de disco herniado, la descompresión de nervios o la realización de otros tratamientos específicos.
  6. Retiro del endoscopio:
    • Una vez completado el procedimiento, se retira cuidadosamente el endoscopio.
  7. Cierre de incisiones:
    • Se cierran las pequeñas incisiones con suturas o adhesivos quirúrgicos.
  8. Recuperación:
    • Después del procedimiento, el paciente es llevado a la sala de recuperación.
    • La recuperación puede variar según la naturaleza del procedimiento, pero en general, la endoscopia de columna lumbar tiende a tener tiempos de recuperación más cortos en comparación con la cirugía abierta tradicional (menos de 8 horas de estancia hospitalaria post operatoria).

Es importante destacar que los detalles específicos del procedimiento pueden variar según el caso y las preferencias del cirujano.

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de intervención? ¿Qué aporta frente a técnicas más convencionales?

La cirugía endoscópica, en comparación con la cirugía abierta tradicional, a menudo ofrece una serie de beneficios que pueden variar según el tipo específico de procedimiento y la condición del paciente. Algunos de los beneficios generales de la cirugía endoscópica de columna incluyen:

  1. Incisiones más pequeñas: La cirugía endoscópica generalmente requiere incisiones más pequeñas en comparación con las incisiones más grandes requeridas en la cirugía abierta. Esto puede resultar en menos trauma para los tejidos circundantes.
  2. Menor pérdida de sangre: Debido a las incisiones más pequeñas y a la técnica más precisa, la cirugía endoscópica a menudo se asocia con una pérdida de sangre menor durante el procedimiento.
  3. Menor dolor postoperatorio: Los pacientes sometidos a cirugía endoscópica pueden experimentar menos dolor postoperatorio en comparación con aquellos que se someten a cirugía abierta. Esto puede contribuir a una recuperación más rápida y una estancia hospitalaria más corta.
  4. Recuperación más rápida: La menor invasión y el menor trauma a los tejidos circundantes pueden conducir a una recuperación más rápida. Los pacientes a menudo pueden regresar a sus actividades normales más rápidamente.
  5. Menor riesgo de infección: Con incisiones más pequeñas, hay un menor riesgo de infección postoperatoria en comparación con la cirugía abierta.
  6. Menor cicatrización: Debido a las incisiones más pequeñas, las cicatrices resultantes de la cirugía endoscópica tienden a ser más pequeñas y menos visibles que las cicatrices de la cirugía abierta.
  7. Menor daño a los tejidos circundantes: La cirugía endoscópica permite al cirujano acceder al sitio quirúrgico con mayor precisión, lo que puede reducir el riesgo de daño a los tejidos circundantes.

Índice Especialidades

Formulario de contacto