Estenosis de Canal Lumbar (mielopatia lumbar)

¿Qué es la Estenosis de Canal Lumbar?

Los nervios van protegidos a lo largo de la columna en un tubo o canal óseo – ligamentario. La estenosis de canal lumbar es el resultado de una disminución o estrechamiento de este canal, con la consiguiente compresión de las raíces nerviosas.

La causa más frecuente de estenosis lumbosacra está relacionada con el desgaste de la columna, es decir la artrosis. Los cambios degenerativos asociados a la edad producen un ensanchamiento de los ligamentos que rodean el canal produciendo una compresión lenta y progresiva de las raíces nerviosas.

El síntoma más frecuente es el dolor lumbar y de ambas piernas que empeora al caminar y mejora al detenerse. Durante muchos años a esta enfermedad se la conoció como la “enfermedad de los escaparates” puesto que el paciente caminaba y el dolor le obligaba a hacer descansos en frente de los escaparates y de esta manera paliaba su limitación.

Tratamiento Estenosis Lumbosacra

El tratamiento de la estenosis de canal lumbar depende de la gravedad de los síntomas y la afectación de la calidad de vida del paciente. Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  1. Medicamentos: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs), analgésicos y relajantes musculares pueden ayudar a aliviar el dolor y la inflamación asociados con la estenosis de canal lumbar.
  2. Fisioterapia: La fisioterapia puede ser útil para fortalecer los músculos de la espalda y mejorar la flexibilidad, lo que puede reducir la presión sobre los nervios en la columna lumbar.
  3. Inyecciones epidurales de esteroides: Estas inyecciones pueden ayudar a reducir la inflamación alrededor de los nervios espinales y proporcionar alivio temporal del dolor.
  4. Cirugía: En casos graves en los que otros tratamientos no han sido efectivos, la neurocirugía puede ser necesaria para aliviar la compresión de los nervios en la columna lumbar. Las opciones quirúrgicas incluyen laminectomía, discectomía, fusión espinal y cirugía mínimamente invasiva.

En los últimos años han aparecido nuevos tratamientos para la estenosis de canal. La introducción de las técnicas de cirugía mínima invasiva permite “recalibrar”, es decir, ensanchar el canal con procedimientos de estancia hospitalaria menores a 24 horas. 

¿En qué consiste la cirugía de la estenosis de canal lumbar?

El tratamiento quirúrgico de la estenosis de canal lumbar generalmente consiste en la realización de una cirugía descompresiva, cuyo objetivo es liberar el canal espinal de la presión ejercida sobre los nervios debido a la estenosis. Algunos de los procedimientos quirúrgicos más comunes para tratar la estenosis de canal lumbar incluyen:

  1. Laminectomía: En esta técnica se remueve parte de la lámina (hueso) que recubre la parte posterior del canal espinal para ampliar el espacio y aliviar la presión sobre los nervios.
  2. Foraminotomía: Este procedimiento se realiza cuando la estenosis afecta los agujeros de conjunción por donde salen los nervios de la médula espinal. Se remueve parte del hueso o tejido que comprime los nervios en estas áreas.
  3. Discectomía: En casos de estenosis causada por una hernia de disco, se puede realizar una discectomía para remover el fragmento de disco herniado que está comprimiendo los nervios.
  4. Instrumentación espinal: En algunos casos, puede ser necesario utilizar implantes como tornillos, placas o jaulas intersomáticas para estabilizar la columna después de la cirugía de descompresión.

La cirugía de la estenosis de canal consiste en expandir el canal, ya sea retirando el ligamento aumentado por la artrosis o remodelando el hueso de la vertebra. También, puede preguntar a nuestros especialistas en estenosis lumbar por la técnica endoscopia biportal, uno de los últimos tratamientos nuevos disponibles para esta enfermedad con resultados fantásticos. 

La endoscopia biportal es una técnica mínimamente invasiva que se utiliza en cirugía de columna para tratar diversas afecciones como la estenosis de canal lumbar. En el caso de la estenosis lumbosacra, esta técnica permite visualizar y tratar la compresión de las estructuras nerviosas en el canal lumbar de manera más precisa y con menos daño a los tejidos circundantes en comparación con la cirugía abierta tradicional.

La endoscopia biportal se realiza a través de pequeñas incisiones en la piel y con la ayuda de un endoscopio que proporciona imágenes en tiempo real de la zona afectada. Durante el procedimiento, se pueden realizar diferentes técnicas para aliviar la presión sobre las raíces nerviosas, como la resección de tejido óseo o la eliminación de tejido herniado.

Índice Especialidades

Formulario de contacto